El Ballet Azul

 

En nuestro recorrido por los equipos y las leyendas que han hecho de Millonarios un club glorioso, hoy homenajeamos al que fuera el mejor equipo del mundo, el Millonarios de El Dorado.

El domingo pasado en el estadio, un hincha de 16 años me preguntó el porqué de la camiseta y que significaba El Dorado. Asombrado por la pregunta, le contesté que El Dorado fue la mejor época del fútbol colombiano y que por aquellos años el mejor equipo del mundo era Millonarios. Curioso por mi afirmación, el joven hincha me siguió indagando y preguntó por qué Millonarios fue el mejor equipo del mundo en ese entonces.

Nunca vi a ese Millonarios, es mas, mi padre tampoco lo alcanzó a ver, solo los abuelos saben de la grandeza de este histórico conjunto, que llegaba a cualquier estadio y goleaba al que se atravesara, pero hoy en la maquina del tiempo recordaremos y reseñaremos esas historias de nuestros abuelos, del mejor equipo del mundo, del glorioso e invencible Millonarios de El Dorado, el famoso Ballet Azul.

Corría el año de 1949 y Millonarios contrataba a Carlos «El Cacho» Aldabe como entrenador, Aldabe viajó a Buenos Aires y habló con Adolfo Pedernera, quién había tenido una irregular campaña en Atlanta, Pedernera pidió cinco mil dólares como prima y un sueldo de 200 dólares mensuales. Asustado por las pretensiones de la estrella, el «cacho» habló a Bogotá donde Don Alfonso Senior dio la autorización para su contratación.

Pedernera llega a Bogotá y Senior lo presenta en un juego frente al Atlético Municipal, en el que Millonarios golea 6-0 al equipo antioqueño, el jugador argentino lo observa desde la tribuna y el Campín se llena, obteniendo un recaudo de 17 mil dólares, con los cuales Senior pudo pagar el contrato de Pedernera. El «Maestro» como posteriormente fue bautizado, se tomó en serio los entrenamientos, encontró un peso ideal y debutó frente a Deportes Caldas, el 26 de junio de aquel año. Millonarios ganó 3 a 0 y aunque el flamante refuerzo no anotó, si dejó una grata impresión entre la afición.

Al ver la maravilla de jugador que habían traído, la junta directiva del club autoriza al mismo Pedernera a viajar a Argentina y traer más refuerzos de categoría, y es allí cuando aterrizan al equipo Alfredo Di Stefano y Néstor Raúl Rossi. Millonarios conseguiría su primera estrella aquel año, iniciando una fantástica época de triunfos y gloria. La nómina completa de Millonarios 1949 era la siguiente: Gustavo García, Manuel Fandiño, Francisco Cobo Zuluaga, Rubén Rocha, Ángel Otero, Rafael Valek, Ismael Soria, Tomás Alves, Néstor Raúl «Pipo» Rossi, Alfonso Piedrahita, Danilo Mourman, Rafael Gabino Granados, Alfonso Correa, Alfredo Castillo, Adolfo Pedernera, Alfredo Di Stefano. Alfredo Mosquera, Pedro Cabillón y Alcides Aguilera. Dirigidos por Carlos Aldabe.

Este equipo tiene una particular anécdota, Millonarios en 10 partidos consecutivos había marcado de a 5 goles en cada uno, y los jugadores se habían puesto de acuerdo que en cada partido, al llegar a esta cantidad, dejarían de buscar el arco contrario. El 16 de octubre, en un clásico capitalino el cual el equipo albiazul ganaba 5-3, Ismael Soria, delantero peruano, al saber que quien hiciera el último gol del encuentro ganaría un sombrero, hace un sexto gol en la segunda parte del partido, por lo cual sus compañeros lo querían «matar». Soria estrenó sombrero y la frase «Cinco y Soria» fue muy comentada en Bogotá por aquellas épocas.

Millonarios tuvo una de las duplas delanteras más efectiva, conformada por Pedro Cabillón y Alfredo Castillo, los cuales entre ambos anotaron 57 goles. Además el equipo tuvo una serie de 12 victorias consecutivas, entre el 14 de agosto y el 29 de octubre.

En 1950, Millonarios se refuerza con hombre como Julio Cozzi, arquero argentino, Raúl Pini, uruguayo y el paraguayo Julio Cesar Ramírez y a pesar del esfuerzo, solo logra el sub-campeonato, detrás de un sorprendente Deportes Caldas, que logra el título por 2 puntos de diferencia.

Pero llegaría la gloria, la belleza y la sutileza del fútbol bien jugado. En 1951, Millonarios se convierte poco a poco en el mejor equipo de Colombia, de América y del mundo. Sus hazañas dan la vuelta al globo y el Ballet Azul es un espectáculo de danza, arte y lírica futbolística, de la mano de Pedernera como director de la orquesta y con grandes solistas y bailarines como Di Stefano, Rossi, Cozzi y Mosquera. Este equipo jugó un total de 34 partidos, 28 victorias, 4 empates y tan solo 2 derrotas. Sus 98 goles a favor demostraban la capacidad goleadora. Además de esto, Millonarios ya se hacia un lugar entre los grandes del mundo, al ser el primer equipo colombiano en ganar en la altura de La Paz, frente al Bolívar (3-1), además de ser también el primer equipo del país en ganarle a un conjunto europeo, el MTK Hungarian de Hungría (2-1) y el primero colombiano también en ganarle a un equipo de Argentina, a Racing de Avellaneda, tricampeón gaucho (2-0).

Antonio Báez marca 5 goles en la goleada a Nacional por 7-0, el 29 de abril. Alfredo Castillo logra hacer 12 goles en 11 partidos consecutivos, un increíble record para un promedio de más de un gol por partido. Además Millonarios registró un invicto de 19 partidos sin caer en calidad de visitante, entre el 9 de julio de 1950 y el 2 de septiembre de 1951.

Millonarios 1951 era conformado por: Francisco Cobo Zuluaga, Raúl Pini, Ismael Soria, Julio Cozzi, Julio Cesar Ramírez, Oscar Corzo, Tomás Alves, Hugo Reyes, Alfredo Di Stefano, Adolfo Pedernera, Antonio Báez y Reynaldo Mourín.

En 1952, la maquina se consolida y Millonarios se impone, sin ninguna duda, como el mejor equipo del planeta. Se lleva la liga colombiana y deja una imagen en el exterior, que aun hoy, 60 años después es recordada por muchos, como una época gloriosa, bañada en oro, ese metal precioso en el que se bañaban nuestros antepasados, como símbolo de grandeza.

Millos sale campeón luego de 28 encuentros disputados, con 20 victorias, 6 empates y 2 caídas, con un total de 70 goles a favor (2,5 por partido) y tan solo 13 en contra. Alfredo Di Stefano sería el Botín de Oro de aquel año, al convertir 19 dianas. Pero Millonarios no solo se alzó con la liga aquel año, la Copa Colombia también fue para aquel gran equipo, venciendo en la final a Boca Juniors de Cali, por un marcador global de 5 -0.

Este mismo año, dos jugadores del club azul entran en los anales de la historia del fútbol nacional, el primero es el arquero Julio Cozzi, al convertirse en el primer guardameta en anotar un gol en nuestro campeonato, esto sucedió el 19 de octubre, en un clásico frente al Deportivo Cali, en donde el cancerbero argentino venció por medio de tiro penal al arquero caleño. Otro jugador que entró a la historia fue Reynaldo Mourín, al anotar el primer gol olímpico en el torneo nacional, esto sucedió el 3 de agosto. El rival fue Universidad de Bogotá y el arquero que recibió el tanto fue el español Juan Carlos Zapata.

A nivel internacional, la fama del equipo bogotano aumenta cada día más y se cosechan más triunfos históricos, se gana por primera vez en Chile (1-0) al Audax Italiano. El equipo viaja a Europa y enfrenta al IKF Norrköping (2-1) convirtiéndose en la primera escuadra nacional en vencer en el Viejo Continente. Pero si hubo algo que marcó definitivamente a este equipo fue la celebración de las Bodas de Oro del ya poderoso Real Madrid. Don Santiago Bernabéu, ilustre presidente madridista, quería un invitado de lujo para celebrar los 50 años de fundación del club merengue y supo de un equipo de Bogotá Colombia que realmente era muy bueno. Bernabéu contactó a Don Alfonso Senior y finiquitaron el asunto. Lo que no sabían los españoles, era de la calidad de equipo que estaban invitando, pues logró aguar la fiesta de aniversario del Madrid, en un Estadio de Chamartín plagado de gente que atónitos veían como el Ballet Azul danzaba, bailaba y goleaba 2-4 al local. Este partido fue el punto de partida de la que a la postre seria la llegada de Di Stefano al club mas laureado del fútbol europeo.

Millonarios de 1952 fue conformado por: Hugo Reyes, Jorge Banegas, Julio Cesar Ramírez, Julio Cozzi, Ismael Soria, Néstor Raúl Rossi, Alfredo Castillo, Alfredo Mosquera, Alfredo Di Stefano, Reynaldo Mourín y Alcides Aguilera. Además ya despuntaba la figura del arquero suplente, Gabriel Ochoa Uribe, quién por una lesión de Cozzi, estuvo en el encuentro frente al Real Madrid.

Ya en 1953 y sin todas sus estrellas, que volvieron a sus equipos argentinos o emigraron a Europa, Millonarios cierra esta brillante época y este espectacular ciclo con una nueva estrella. Se jugaron 22 partidos, con 14 victorias, 7 empates y solo 1 derrota. Este equipo estuvo conformado por: Francisco Cobo Zuluaga, Roberto “Tachero” Martínez, Hernando González, Julio Cozzi, Jorge Benegas, Raúl Pini, Oscar Contreras, Ramón Villaverde, Alfredo Castillo, Jacinto Villalba y Julio Aragón.

Como dato anecdótico, Millonarios y Santa Fe disputan este año el primer clásico fuera de Bogotá, siendo el Atanasio Girardot de Medellín la sede de este encuentro. Millonarios vence a su histórico rival  por 4-1 y el juego se disputó el 12 de octubre de aquel año. En el plano internacional, los “embajadores” vencen a la famosa “Maquina” de River Plate en Caracas por goleada (5-1) y se llevan la Pequeña Copa del Mundo de Clubes, en donde también participaron Rapid Viena de Austria y Espanyol de Barcelona.

Además implanta un record de 24 fechas invicto, que estuvo imbatible hasta 1988, roto por el Millos de aquel año.

Esta fue el mejor equipo del mundo, Millonarios es historia, es grandeza, es gloria. Un equipo bañado en oro, aplaudido no solo por sus hinchas, sino por todo aquel amante del buen fútbol. El homenaje en la camiseta de la actual temporada es mas que merecido, porque si bien no fuimos el primer campeón, pero si fuimos el mejor equipo del mundo.

ABSALOM HERRERA ACERO

TW: @AbsalomHerreraA

Leave a Reply