El primer título embajador

Hacemos nuestro primer viaje en el tiempo de 2012 y regresamos 63 años para recordar y rememorar el primer título de Millonarios

En el año de 1949 se disputaría el segundo torneo oficial de fútbol profesional organizado por la Dimayor. Millonarios sería el equipo protagonista, no solo por ganar el título aquella vez, sino porque con sus contrataciones dió inicio al momento más grande y recordado del balompiñe colombiano: El Dorado.

Con la llegada de Adolfo Pedernera, Alfredo Di Stefano, Nestor Raúl Rossi y Alfredo Mosquera, Millos consolida un gran grupo, que, dirigidos por Carlos ‘Cacho’ Aldabe lograron conformar un equipo de ensueño, la base para lo que sería posteriormente ‘El Ballet Azul’ y el mejor equipo del mundo. Pedernera llegó el 10 de junio, por la no despreciable suma de US$5.000 de prima más $US200 de sueldo mensual. Los directivos embajadores, encabezados por Alfonso Senior Quevedo, le autorizaron la traida de más jugadores provenientes de Argentina, por lo cual luego llegaron Di Stefano y Rossi a principios de agosto.

Millonarios jugó un total de 28 encuentros, ganó 22, empató cuatro y solo cayó en dos. Con 103 goles a favor ( sorprendente promedio de 3,6 goles por encuentro) y recibió tan solo 37. Fue la escuadra más goleadora y la menos vencida. Su goleador fue Pedro Cabillón quien convirtió 42 tantos, seguido por Alfredo Castillo con 15.

Millonarios y Deportivo Cali habían empatado en puntos (44) durante el torneo, lo que forzó a una serie extra en juegos de ida y vuelta para definir el campeón. Millonarios ganó el juego de ida en Cali por 1-0 con gol de Pedernera. En la vuelta, el marcador de nuevo fue favorable al albiazul por 3-2 con anotaciones de Pedernera, Di Stefano y López.

El lunes 5 de diciembre de aquel año, el día después de la consagración azul, el Diario El Tiempo reseñó de la siguiente manera el título obtenido por Millonarios:

«¿Por qué son campeones?

Entre el derroche de entusiasmo, el aplauso y el aletear de pañuelos de millares de fanáticos, Los Millonarios de Bogotá conquistaron el campeonato profesional de fútbol 1949.

Los Millonarios, y sus 11 jugadores, han realizado su itinerario futbolístico de la actual temporada con la precisión elegante y fría de una solución matemática. Ayer cumplieron su última cita, liquidando este compromiso satisfactoriamente al imponerse sobre el Deportivo Cali por el nitido score de 3-2, en el partido más importante jugado en la ya larga historia del club, que se hizo grande empujado por el entusiasmo sin límite de un puñado de socios, que como Manuel Briceño Pardo, Alfonso Senior, Mauro Mortola y Cía, lo llevaron a la jornada triunfal de ayer tarde. Pocas veces estuvieron Los Millonarios tan próximos al cenit de la gloria deportiva como ahora, cuando su primer equipo confirma su indiscutible clase y su voluntad de ser campeones nacionales.

Y cuando el triunfo viene atraido por la lógica gravitación de un mérito; cuando se gana el campeonato luego de tan brillante campaña; cuando los mismos adversarios le levantan al vencedor la diestra aceptando su mejor derecho al triunfo y cuando se presentan en la grama las cualidades de que han hecho gala los triunfadores ayer, se puede confiar con legítimo orgullo en los nuevos campeones nacionales.

Porque no es tan solo un equipo que ha ganado un título más. Es también un conjunto que puede presentarse en más de una cancha internacional sin llegar a desmerecer, no importa, desde luego, que el score sea adverso o favorable. Porque el hecho indiscutible en que LosMillonarios ha demostrado como un axioma su categoría excepcional como valor futbolístico en el curso del más reñido y sensacional torneo de la historia deportiva de Colombia.

Este final de temporada es la culminación magnifica para el club de Los Embajadores. Pero no todo ha sido un lecho de rosas en el curso de su dilatada trayectoria deportiva, ya que se hizo grande en una lenta ascensión y su ruta ha estado jaloneada de muchos sacrificios. Y es por eso que hay más de un aficionado que se complace en saludar a estos once artistas del balón redondo que tan felizmente han sabido corresponder al titánico esfuerzo realizado por el alma grande de su junta directiva que sin excepciones merece el más calido de los elogios. En esta forma han enseñado a todos sus colegas del deporte, cuanto puede hacerse cuando se lleva un espíritu de esfuerzo, de amor y de sacrificio en favor de un ideal o de unos colores.

El 4 de diciembre será una fecha inolvidable para millares de fanáticos y de ‘hinchas’ ya que Los Millonarios se han permitido el lujo de enarbolar en el mástil del Coliseo de la calle 57 la enseña azul y blanca de su club cuando ‘la tarde lanzaba su primera edición de golondrinas’.»

Diario El Tiempo. Sección Deportes. Diciembre 5 de 1949.

El plantel que conformaba aquella escuadra que tan prodigiosas palabras inspiraron fue: Gustavo García, Manuel Fandiño, Francisco ‘Cobo’ Zuluaga, Rubén Rocha, Ángel Otero, Rafael Valek, Ismael Soria, Tomás Aves, Néstor Raúl ‘Pipo’ Rossi, Alfonso ‘Che’ Piedrahita, Danilo Mourman, Carlos ‘Cacho’ Aldabe (DT), Carlos Malaver (Masajista), Rafael Gabino Granados, Alfonso Correa, Alfredo Castillo, Adolfo ‘Maestro’ Pedernera, Alfredo Di Stefano, Alfredo Mosquera, Pedro Cabillón y Alcides Aguilera.

*Agradecimientos a Leonardo Vargas por la ayuda en la información.

ABSALOM HERRERA ACERO

TW: @AbsalomHerreraA

Leave a Reply