Un Millonarios contundente goleó en casa

En las fechas anteriores parecía difícil que Millonarios ascendiera en el marcador por más de un gol, no precisamente porque jugara mal, sino que las malas decisiones, la ansiedad, el temor y entre otras razones, no le permitían golear. En esta ocasión, la mala racha de no hacer goles se rompió y le dio la posibilidad a Millonarios de llevarse un buen resultado para que, en lo posible, el partido de vuelta no se sufra y se liquide.

Rotar la nómina fue una buena idea, le funcionó el plan al profesor Alberto Gamero. Si bien Fortaleza es un equipo con pocas ideas e inofensivo para este Millonarios, Alberto Gamero debe mantener el objetivo de terminar la serie con convicción y seriedad para pasar a la semifinal. La Copa no es un contentillo y mucho menos un premio de consolación, es un torneo que da cupo a Libertadores y, por ende, hay que asumirla con absoluta seriedad y completo profesionalismo.

En un panorama general, las líneas de Millonarios cumplieron defensiva y ofensivamente, algunos suplentes- que hoy fueron titulares- hicieron un buen partido y le dieron seguridad al equipo. La rotación da un parte de tranquilidad ya que hay que recambio en dado caso que Mackalister, Larry, Gómez, Luis Carlos Ruíz, presenten novedades; Cataño, Herazo, Juan García, Guerra y Kliver, podrían suplantarlos positivamente.

Adicional a la victoria de Millonarios, que por cierto le urgía ganar goleando, también da lecciones a quienes, por momentos criticamos su ausencia de gol, el tomar malas decisiones, no pegarle al balón sin la necesidad de hacer tantos toques y, sobre todo, perder tantas opciones de gol. Por ello puedo decir que hoy me enseñó a ser paciente y persistente con el mejor equipo del FPC. Por otro lado, me enseñó a creer en los procesos y con esto me refiero a lo sucedido con la nómina mixta y la seriedad con la que salieron a jugar en casa.

Es destacable lo de Diego Herazo, pues manejó su ansiedad de querer marcar gol y compaginó magníficamente con Daniel Ruíz, jugador que por cierto, se lleva todo el mérito de ser la figura, o no figura, más bien  un ¡figurón!, ya que tomó el mando y fue muy maduro en el partido. En las fechas que se han jugado por Liga he sido muy crítica con Ruíz por su rendimiento ha sido intermitente y, en una ocasión, dije que era un jugador el cual solo se mostraba y jugaba de manera arrasadora con equipos grandes ¡En este partido me dio una paliza! Jugó como antes fue asistente de los 3 goles y en el ritmo siempre fue superior en ambos tiempos.

Es cierto que hay que ir partido a partido, pero puedo ir a dormir tranquila por lo mostrado contra Fortaleza en cuartos de final de Copa. Y claro, en otras opiniones se dirá que era imperdonable no haberle ganado al equipo mencionado, pero más allá de tal panorama, está el cómo lo hizo, la seriedad con la que salió a jugar en casa y la autoridad que impuso en El Campín.

Millonarios: Montero; Llinás; Alba; Vargas; Perlaza; Pereira; García; Gómez; Cataño; Ruíz; Herazo.

Goles: 13’ Diego Herazo; 16’ Diego Herazo; 47’ Andrés Gómez

Cambios: 64’ Mackalister por Ruíz; Jader por Herazo; Guerra por Gómez; 75’ Kliver Moreno por Juan C García; 83′ Cuenú por Cataño

Por: @Karol_t29

Deje una respuesta