La tormenta perfecta

Desde hace dos años los hinchas de Millonarios hemos vivido el segundo semestre de cada año con las embajadoras. En este corto tiempo hemos visto su entrega, profesionalismo, ganas, sumado a la buena calidad de las jugadoras que contrataban y la perfecta mezcla con algunas jugadoras juveniles que despuntaban en el fútbol femenino. Esta vez en la liga femenina Betplay 2021 las cosas son diferentes.

El proceso que llevaba Millonarios se acabó abruptamente. Las jugadoras de recorrido no llegaron y la mayoría de juveniles salieron dejando el equipo partiendo de ceros, con proceso nuevo, pero con solo juveniles; los directivos no quisieron renovar piezas claves por falta de inversión económica al equipo. Condenaron a este nuevo grupo de jugadoras a no tener piezas diferenciales que las ayuden con los resultados en la cancha.

El cambio no solo es de jugadoras sino de esquema de juego. Carlos Gómez le apostó en este primer partido a un 4-3-3, a jugar con internos que exigen una concentración, disciplina y trabajo mucho mayor que otro esquema. No se si sea la mejor elección para tan corto tiempo de trabajo, un plantel inexperto y lo corto de la liga colombiana.

La cereza del pastel de esta tormenta perfecta es el poco apoyo al futbol profesional femenino. Cualquier proceso está destinado a fracasar si los contratos profesionales apenas duran 3 meses y no se pueden consolidar formas de juego, aspectos físicos y de orden profesional de las jugadoras. Los directivos del fútbol y el gobierno nacional siguen sin cumplirle a las mujeres futbolistas con un campeonato, serio, de mínimo 6 meses de competencia, sin contar finales, que puede hacer que realmente sea coherente llamarlo profesional.

Estamos seguros que estas jugadoras nos harán sentirnos orgullosos de su entrega y respeto por el escudo de Millonarios. Sin embargo, nos quedó claro luego del primer partido que los directivos armaron un equipo para cumplir y no para competir. Otra burla más a los hinchas de parte de Amber Cápital.

@maugor

Deje una respuesta