Villavicencio dio una seña

El equipo femenino de Millonarios consiguió su primera victoria al derrotar a domicilio a Llaneros por dos goles a uno. Nuestras embajadoras mejoraron en el segundo tiempo y remontaron el marcador adverso de la primera parte, mejorando en la idea de ataque, posicionando a Sharon Ramírez más adelante y explotando la velocidad de Nicol Camacho y Belkis Niño. Sin embargo, el cambio más importante fue en la dinámica del equipo y su disposición mental para buscar la victoria.

Si hay algo que vemos repetidamente en los equipos femeninos de cualquier lugar del mundo es su entrega y lucha por cada pelota que disputan, en cada cierre, en todos los balones parados que se juegan en 90 minutos. Las embajadoras en la primear parte parecían dormidas, anestesiadas por su incapacidad para generar opciones de gol. Volvimos a ver a las azules aguerridas de los dos primeros torneos.

Las embajadoras deben aprovechar las mejores virtudes del equipo. Este, que está en construcción, debe desarrollar su identidad con la velocidad de Belkis y Nicole. Si la idea es elaborar más juego y buscar con Sharon posesión, hay que meterle cambios de juego con la velocidad de nuestras punteras y laterales. Nicole también ha demostrado gambeta y conducción para encarar más cerca del área y no tan atrás.

Sí, como lo hemos dicho en repetidas ocasiones, a este grupo de jugadores le vamos a dar todo el apoyo y entendemos su juventud, inexperiencia y falta de apoyo de los dirigentes. Pero ya vimos que hay cosas que se pueden hacer mejor y esperamos que el profesor Carlos Gómez potencie a quienes él eligió para volver a comenzar el proceso femenino de Millonarios. Hoy se vio una seña importante.

@maugor

Deje una respuesta