El toque del maestro Arnoldo Iguarán

Desde su llegada como técnico de Millonarios, Alberto Gamero ha intentado rodearse bien, buscó hombres con experiencia en Millonarios y los sumó a su cuerpo técnico. Él mismo fue jugador embajador a finales de los 80s quedando campeón antes de la gran sequía y codeándose con grandes figuras de la historia de Millonarios.

Para este ciclo con Millonarios que empezó en 2020 se mantuvo con Orlando «el salvaje» Rojas, quien también tuvo un paso por el embajador en inicios de los 90s, y ha acompañado a «Tito» en su correría por Colombia, siendo su cómplice y colega en la asistencia técnica en Chicó, Águilas, Tolima y Junior, antes de llegar a Millos.

Otro de los que tuvo su paso por Millonarios como jugador fue el preparador de arqueros del equipo de Gamero, Diego Rojas, quien estuvo en Millonarios incluso antes que el propio Alberto Gamero, ya que el Diego estuvo en los años 83-85 y Gamero entre el 88 y 91. Por último, ya trabajando en Millonarios, encontró a dos exjugadores más para sumar a su plantilla: Oscar Cortés, famoso por su Kínder en el 2004, y Cerveleón Cuesta, defensor central de vieja data y poseedor de dos títulos con la institución.

Sin embargo, Gamero sentía que le faltaba algo en el ataque y ahí es donde sumó a otra vieja gloria de Millonarios, Arnoldo «el guajiro» Iguarán, con una dosis de drama e ires y venires, en los que sonaron Vanemerak y Jhon Mario Ramírez como posibles miembros del cuerpo técnico. El segundo máximo goleador de la historia azul, «el guájaro», llegó a sumarse como entrenador de delanteros.

Por supuesto que Arnoldo era el hombre indicado para la labor de mejorar a los delanteros, de enseñarles cuál es la clave para, como él, convertirse en el máximo goleador de la selección Colombia (hoy destronado por Falcao) y en uno de los máximos goleadores de Millonarios. La confianza, la voz de la experiencia y el ejemplo, son clave a la hora de transmitir sus conocimientos a esos pupilos ávidos por el gol.

Su trabajo ha sido tangible, pues se ha visto mejoría en la definición de aquellos encargados de esta materia en Millonarios. Diego Herazo, el delantero 9 y referente en ataque, lleva 3 partidos en línea anotando; Jader Valencia sigue siendo «el amuleto» de Gamero y participó en la jugada de gol en la más reciente edición del clásico capitalino; Ricardo Márquez, aunque para muchos sea un caso perdido, en palabras de Gamero ha mejorado sus movimientos, y también Diego Abadía, que sigue sin gozar de muchas oportunidades, ha sido mencionado como otro de los jugadores que se están beneficiando del trabajo del entrenador de delanteros.

Luego de la victoria sobre Patriotas e interrogado sobre el trabajo del profesor Iguarán, Alberto Gamero entregó las siguientes declaraciones:

«Este es un equipo en el que hay jugadores que se arropan. Por parte del cuerpo técnico siempre tienen confianza, nosotros sabemos que Herazo, Márquez, Valencia y Abadía son buenos jugadores. Lo que miramos es el día a día de ellos y esperamos que lo sigan haciendo así, se les está dando confianza. Hoy entró Márquez y también Valencia. Hubo otro partido en el que entraron Márquez y Abadía».

«A todos se les está dando la posibilidad para que se tomen confianza. No es fácil para ellos, cuando los delanteros no hacen gol, les entra el desespero y la incertidumbre. Ahí es cuando nosotros tenemos que despejarlos, quitandoles la incertidumbre y desconfianza que tienen. Herazo hizo un gol y pudo hacer otro, eso nos da confianza. Cuando entra Márquez se ve que tiene presencia, Valencia tuvo dos descolgadas en el último que pudieron terminar en gol; eso es lo que nos tiene tranquilos. Pero hay que trabajar en el día a día».

«La persona más contenta que tenemos hoy, porque lo vi cuando hizo el gol y terminó el partido es Herazo. Estaba dándole las gracias al Arnoldo porque él también les da confianza a ellos en el diálogo, no solamente en el aprendizaje. Ellos se sienten importantes porque ven que el cuerpo técnico y Arnoldo les da confianza. Lo de Herazo es bueno porque hace un gol en el momento en que más lo necesitamos. Eso para nosotros es felicidad».

Al profesor Iguarán le deseamos muchos éxitos en esta labor, que siga puliendo a nuestros jugadores pues ya viene la parte definitoria de la temporada.

@Stillirrom

Deje una respuesta