Psicológico

Psicológico

La RAE define la psicología en cinco puntos, dos de ellos los más importantes:

  1. f. Parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones.
  1. f. Ciencia o estudio de la mente y de la conducta en personas o animales.

Partiendo de ahí, podríamos hablar y deducir lo que le ocurre a este plantel de Millonarios. No pienso hablar de Gustavo Serpa, ni Enrique Camacho. El análisis futbolístico debe ser a profundidad y la excusa de la inutilidad y desconocimiento dirigencial no me sirve, por lo menos a mí, como excusa para tapar lo que pasó el sábado en Medellín. O hace unas semanas en Barranquilla. O hace un año con Junior. O desde hace 5 años, que ante cualquier gran cita el nerviosismo y confusión se apodera de nuestro cuerpo.

El sábado Millonarios se enfrentaba al que quizá era el más débil de los equipos de ellos en los últimos años. Millonarios enfrentaba otra vez la gran oportunidad de dar un golpe en la mesa y recomponer un camino que parece una trocha, pues como es costumbre en los segundos semestres la inestabilidad está apoderada de nosotros. Inestabilidad que siempre se hace visible ante el mismo equipo y en la misma ciudad.

Soy un convencido que el único equipo que se le planta mirándolos a los ojos somos nosotros. Como también soy un convencido que el pánico escénico se apoderó de un plantel, que necesita un revulsivo, un salto de calidad en su nómina y una construir una fortaleza tanto futbolística, como mental. Fortaleza que individualmente dé un plus y que grupalmente haga fuerte un plantel, que merece un premio a su entrega y profesionalismo.

¿Se jugó bien? Sí. ¿Merecimos perder? No. ¿Es psicológico lo nuestro? Sí. Pero, ¿por qué hablar de psicología? Fácil, Millonarios es un equipo que no soporta la responsabilidad, se intranquiliza, se pone nervioso, y juega al límite. Lejos de ser una crítica destructiva, es una invitación, una invitación a empezar por hacernos fuertes de la cabeza, tanto jugadores como hinchas.

Como equipo y como hinchada, debemos creer y creer fuerte. El derrotismo debe dar un paso al costado. Millonarios es un equipo que puede plantársele a cualquiera, lo ha demostrado. Pero que necesita creer en sí mismo para que esa rebeldía que a veces dice presente, redondee quizá una noche o un triunfo que permita a este plantel romper ese círculo vicioso en el que está inmerso.

Se viene la recta final de la liga águila 2017-2, donde en el papel está todo para clasificar a los playoffs y donde hay que empezar a llenarse de confianza desde los futbolístico y lo mental. La gente obviamente juega su papel, y ante este sopapo que recibió el equipo el sábado, es esencial y primordial estar allá acompañando a Millonarios.

Oscar Alvarez

@Srfarieta