Vaso mas que medio lleno

Vaso mas que medio lleno

Termina un semestre que, a nosotros como hinchas hablando de los fríos resultados, nos deja algo de desconsuelo por no haber podido avanzar en copa libertadores, ni ganado una estrella más. Sin embargo, hoy quiero hablar de las cosas positivas que para mí esta vez predominaron sobre las negativas.

A principio de año el panorama no era nada alentador. Un equipo sin técnico, con pocos refuerzos, divisiones y peleas entre la hinchada, los problemas económicos que todos conocemos, algunos medios con sus comentarios dañinos hacia el equipo, incertidumbre y mucha incredulidad.

Con la contratación de Miguel Ángel Russo muchos empezamos a ver un panorama distinto y esperanzador. Vino la pretemporada y la oportunidad de ver nombres hasta ahora desconocidos para la mayoría como los de Felipe Román, Jair Palacios, Elíser Quiñones, Jhon Duque, Harold Santiago Mosquera. Algunos de las divisiones inferiores y otros considerados “incorporaciones”, hasta ese momento, sin mucho cartel, venidos de equipos no tan importantes, pero, ahí está para mí uno de los aciertos de este año: jugadores jóvenes y con ritmo de competencia en sus equipos anteriores que después terminaron luciendo, eso sí, rodeados de otros con experiencia como Cadavid (mención especial por su entrega y liderazgo), Vikonis, Franco, sumado a  que el técnico, en lo que yo considero una virtud del estratega, potenció jugadores que no venían en buen nivel como Rojas y Machado.

Así pues, Russo, con lo que tenía, con un equipo que él no armó, empezó a imprimir su sello; el de un conjunto ofensivo, de buen manejo, de transiciones rápidas, de desborde por las puntas y sobre todo ambicioso. Es obvio que como en todo proyecto que recién arranca hubo bajonazos, partidos (en especial de visitante) flojos que nos ponían a dudar. Terminamos esa fase obteniendo resultados y con un cuadro en alza. Llegamos a los cuartos de final  con la ilusión de que sí se podía, con una hinchada creyendo, unida (en su mayoría) como hacía años no la veía y a pesar de no haber llegado a una final, por nuestros propios errores en definición y por temas extra-futbolísticos bien conocidos por todos, queda un buen ambiente, lo que algunos llaman un “buen sabor de boca”.

No todo es color de rosa, hubo errores; contrataciones tardías, jugadores que venían sin actuar, otros que hasta ahora estaban recuperándose de lesiones, suplentes de otros clubes colombianos o venidos de ligas y de equipos poco importantes, pero hay una buena base, una base que ustedes, SEÑORES DIRECTIVOS deben reforzar de buena manera. No pedimos jugadores tipo Messi o Cristiano Ronaldo; queremos buenos “REFUERZOS”, dos o tres jugadores de categoría, y cuando digo categoría no me refiero a tipos súper costosos ni de gran nombre internacional, pero jugadores que marquen diferencia en nuestro fútbol…. ¡ESTA HINCHADA LO MERECE¡

Espero que el futuro nos depare solo cosas buenas.

¡Saludo EMBAJADOR!

Iván Darío Echeverría

@ivandariomfc