La etapa decisiva

La etapa decisiva

A las 8pm rodará el balón en el estadio Álvaro Gómez Hurtado en Floridablanca y Millonarios iniciara su etapa final, para hablarlo en términos ciclísticos, hacia la estrella número 15. El primer premio de montaña, de esta crucial etapa, es el Atlético Bucaramanga del “Pecoso” Castro. Si bien no es fuera de categoría, con porcentajes duros y largos en la escalada, sí tendrá que sudar y ser precavidos para no quedar rezagado de las semifinales: pedalearlo con la jerarquía del equipo para ganarlo es la obligación.

El arquero Alejandro Otero, se ajusta al promedio del FPC. Buenos reflejos y talla aunque, en ocasiones se da sus buenos bloopers. La defensa ha recibido la misma cantidad de goles que la de los embajadores y tiene sus mejores nombres por las bandas, con Mafla, Obando y en ocasiones el experimentado Yulian Anchico. La mitad también tiene sus nombres importantes. El panameño Gomez y el número diez, para mí la figura de los leopardos, Jhon Freddy Perez. Arriba Jhon Pajoy y Jhon Alex Cano, su goleador. Tal vez, lo más duro de este puerto bumangués es la experiencia del “Pecoso”, viejo zorro en estas finales del rentado colombiano y la cancha en Floridablanca, que está hecha más para potrero, que para terreno donde se pueda jugar buen fútbol.

Sin embargo, con las complicaciones propias de las finales y sin mirar por encima del hombro al Bucaramanga, Millonarios está obligado, por historia y jugadores, a pasar sin grandes afugias y coronar el paso a semifinales. Los dirigidos por Russo vienen en curva ascendente de rendimiento como equipo y en algunos jugadores. Dominguez se ha asentado más en reemplazo de Duque, que está próximo a volver; Mosquera y Silva o Kouffaty están combinando mejor con Rojas y los delanteros. Tal vez ahí está la duda: hay que concretar rápidamente para no dejar meternos en un juego que no conocemos y es el de desarrollar un partido cortado, sin ritmo y más físico que técnico.

A pedalear desde hoy mismo en Floridablanca. Tenemos equipo, cuerpo técnico y nosotros los que tenemos el amor por Millonarios a flor de piel. Puerto de segunda categoría, tendido, pero que no debe mermarnos las fuerzas. Y así como lo hace el gran Nairo Quintana, hay que sufrir la competición para ganar. A dejarlo todo en la cancha Millonarios.

Mauricio Gordillo

@maugor