Día agridulce para la cantera

Día agridulce para la cantera

Era un día importante para el fútbol base de Millonarios. En la Categoría Sub-17 se disputaba la final de la Liga de Bogotá, en la cancha la morena, el equipo del Profesor Cerveleon Cuesta se jugaba sus cartas frente a Fortaleza. Por otro lado, la Categoría Sub-20 viajaba a Tunja para enfrentar a Patriotas por el torneo nacional en el estadio la Independencia. No se podía perder ya que esta categoría no venía bien en la tabla de posiciones, partido duro para los canteranos quienes sentían toda la presión por lo que se estaba jugando.

Dando un golpe de autoridad en términos futboleros, Millonarios Sub-17 se mostró sólido en todas sus líneas, con jugadores destacados: Juan Mosquera, defensa central, primo de Harold Santiago Mosquera, del futbol base, Jefrrey Valencia lateral derecho y figura de esta final. Después de tantas oportunidades de gol llegarían las celebraciones para los muchachos y la tranquilidad del cuerpo técnico por el buen trabajo, con goles de Jhoan Amaya y Nicolás Bohórquez.

Solo restaban minutos para coronarse campeón una vez más y llenar la vitrina con otro título azul junto a la Categoría Sub-12, Sub-15 y Sub20 quienes ya habían conseguido este trofeo en ocasiones anteriores. Por su parte Fortaleza ajusto en sus líneas ofensiva para lograr el empate, pero no fue suficiente: solo logro anotar un gol poniendo en aprietos la saga defensiva de Millonarios que en los últimos minutos supo manejar los tiempos del partido y así conseguir el resultado de 2-1 siendo suficiente para dar la vuelta de campeones.

En Tunja hubo cambios en la nómina titular; la inclusión de Dandy Choles y Brayan Blandón por Orles Aragón y Jorge Rengifo quienes irían al banco de suplentes por decisión técnica. Un equipo compacto tan solo los primeros veinticinco minutos de juego hasta que la creación del equipo local hizo efectiva la opción de gol que tuvo. Millonarios por su parte sabía que lo que restaba de juego tenía que explotar todos sus talentos para intentar sacar un empate en condición de visitante.

Trascurrieron los minutos, el desespero en los muchachos era evidente y el trabajo del Profesor Nelson Flórez no era reflejado en el terreno de juego, un Millonarios bloqueado por parte de Patriotas, que al final del compromiso sumaria una derrota con un resultado 3-0. Los ‘Embajadores’ volvieron a casa con la desilusión de no conseguir el objetivo, pero con mira en el próximo partido donde tendrá que recomponer su camino si quiere avanzar a la siguiente fase del Torneo Nacional Sub-20, quedando en la sexta con 7 puntos.

Wilmer Leguizamón

@Willeguizamon_