Precios sin sentido común

Precios sin sentido común

El club ha cometido el error de creer que, por ser una final y saberse con una hinchada fiel, puede elevar los precios de manera absurda, alejándose no solo de la realidad económica de este país y su capital sino haciéndose ver en una posición un tanto mezquina con sus hinchas; lo importante no es llevar 14 mil a un precio irrisorio, es preferible llenar la casa, y te aseguras presión que incline la balanza a tu favor. Anímicamente para los jugadores debe ser todo un tema el ser los campeones actuales y ser recibidos de esa forma, pero es que no es falta de gratitud, amor o fidelidad, es sentido común; menos en un mes como enero donde la plata escasea por la sombra de diciembre aún presente.

Tiene que hacer un estudio mucho mas profundo del publico al que le apunta y el nivel socioeconómico de él; es cierto que es una final y merecen el incremento por el titulo conseguido, pero no se pueden alejar de la realidad económica de sus hinchas. Si una familia de 4 personas, dos adultos, dos adolescentes, deciden ir a Oriental Popular, la más económica, 95 mil pesos, serían 380 mil pesos en total, en una ciudad donde el costo de vida cada año se infla más, es impensado pagar la mitad de un salario mínimo, solo en boletería.

Si bien es cierto que se debe impulsar la cultura del abono, tampoco se puede presionar de esta forma, mucha gente no se abona no por falta de dinero o amor, si no de tiempo en una liga que no sabe organizar sus calendarios y los partidos son en plena hora pico, días laborales.

Deben probarse más estrategias para traer el abono a la gente, alguna alianza bancaria para permitir pagarlo a cuotas, incentivar un tipo más personalizado de abonos para familias, por ejemplo, para parejas, para estudiantes. Lo del miércoles pasado fue castigar a una hinchada fiel y que en este momento atraviesa por un romance con el club.

Las prohibiciones ridículas que se le han hecho al estadio también son un problema a la hora de mediar la asistencia y el clima en la hinchada. No poder llevar maletas cuando un miércoles todo el mundo viene de la universidad, del trabajo son medidas que en su esencia parecen útiles y al final no sirve de nada porque en oriental y occidental se buscan la forma de sortearlo mientras las barras tienen elementos que nadie tiene idea como entran.

Somos una hinchada que necesita líderes, que necesita ya unirse y buscar el bien común que es tener a Millonarios en lo mas alto, sin pensar en barras, parches o combos, lo único que importa es esta camisa y el amor hacia ella. Líderes que nos representen para llevar nuestras quejas a quienes dirigen Millonarios.

Valentina Cadosch

@Cadosch12