Muy noble y muy leal

Muy noble y muy leal

Me has golpeado tantas veces que ya no las puedo contar, me has dolido más de las que puedo recordar, quizás es porque estas en ese lugar tan cercano al éxtasis, demasiado cerca del borde de mi corazón; he llorado por ti más de lo que se puede considerar sano, he dejado tantas cosas por correr a verte porque me llenas de esperanza y fe, hemos caído juntos más veces de las que quisiera poder nombrar, pero Millonarios querido aun contigo en el suelo te sigo amando como el primer día que sentí tu escudo contra mi pecho.

Significas tantas cosas para mí, me has entregado momentos especiales al lado de mis amigos, mi familia, incluso de mis amores; de esta dependiente relación aprendí a serte leal aun cuando no me quiero quedar. Se que en momentos tan difíciles por los que atraviesas no te puedo dejar, aunque reviente de dolor y frustración cada vez que volvemos a tropezar juntos; estas lleno de gente que no te quiere, que no te respeta y que no entiende todo lo que llegas a significar, no solo para mi si no para millones de hinchas que sentirán estas palabras como una oda a sus propias opiniones.

Quisiera que muchas cosas fueran muy diferentes, que te levantaras para estar de nuevo en la cima, en lo más alto el lugar del que nunca debiste bajar, que levantemos juntos muchas copas, quiero volver a llorar de felicidad por verte alcanzar la gloria, siempre te he acompañado en los momentos más oscuros porque tú le diste un poco de luz a los míos por tu sola existencia.

Para mí, para nosotros, para muchos no es solo un deporte, no es solo un equipo es todo aquello que nos define, esos somos lo que aún seguimos contra todo pronóstico, aun así, con el dolor profundo que nos produce la situación de verte estancado y sin salidas, de verte rodeado de gente que no tiene ganas de gloria que no tiene hambre, que no entiende que el único lugar al que perteneces es el trono.

Te voy a seguir y apoyar hasta el día que de mi último aliento, porque soy leal a ti más que a nada en la tierra, aunque no esté de acuerdo con muchas cosas, jamás te dejare caminar solo, nunca jugaras en el silencio; no voy por un cuerpo técnico o por los jugadores, muchos menos por esta porquería de administración, voy porque te llevo dentro de mi corazón, porque tus colores son todo aquellos que me define, porque de este bache gigante saldremos juntos. Jamás he dejado o dejare de ser tuyo.

Esto es para todos aquellos a los que llaman “alcahuetas” por seguir apoyando y asistiendo al estadio, mucho no entiende que se va mucho más allá de la razón, es solo el corazón hablando y la lealtad jamás la negociaremos, por más en desacuerdo que estemos con los manejos, nunca te dejaremos solo Millonarios querido.

@Cadosch12

Valentina Cadosch

Deja un Comentario